AECPRA despidió el año

AECPRA despidió el año

Fiesta3

El sábado 28 de noviembre en la Estancia La Margarita ubicada en General Rodriguez, AECPRA despidió el año junto a un centenar de compañeros. La organización de este evento fue esplendida, los jerárquicos comenzaron a llegar cerca de las 10 horas a este hermoso lugar que nos esperaba con un desayuno de café con leche y facturas. El tiempo nos acompañó y la cálida temperatura nos permitió disfrutar de un día espectacular. Las instalaciones de este lugar están pensadas para pasar un día rodeado de verde. Los árboles con sus frondosas copas nos brindaban un refugio de un sol primaveral que nos hacía notar la próxima llegada del verano. Durante la mañana muchos de los compañeros aprovecharon para conocer las instalaciones donde una hermosa capilla hecha de barro impone un toque colonial. Saliendo de la misma, continuando el camino, se llega a la pulpería donde los embutidos expuestos aromatizaban el lugar y también se podía adquirir recuerdos de La Margarita. Hacia uno de los costados estaba una despensa donde se ofrecía distintos aperitivos para aquellos que preferían tomar algo antes de almorzar.

Fiesta4

A las 12:30 horas nos llamaron comer en el salón principal de la estancia, donde junto a otros contingentes (ninguno tan numeroso como el de AECPRA) nos esperaba un asado bien argento. La ubicación asignada fue ideal, frente al escenario donde una pareja de cantores nos deleitó con tango, folklore y ritmos populares. Rápidamente y en la medida que el hambre amainaba muchos compañeros aprovecharon un improvisado lugar que oficio de pista de baile. Fue un gran momento donde se aprovechó para mover el esqueleto junto a un monto de desconocidos que oficiaban de pareja ocasionales. Todo está calculado con una precisión de reloj suizo, ya que los bailarines solo se sentaban para dar lugar a otro plato de comida que eran servidos por cálidos mozos y mozas a los cuales solo tenemos palabra de gratitud. El postre, un helado de crema americana, daba por finalizado el almuerzo y el show de dos grandes artistas que fueron bendecidos con una voz privilegiada.Luego comenzó el torneo de truco organizado por AECPRA.

Fiesta2

Alrededor de las 16:30 nos invitaron a concurrir otra vez al salón principal para degustar de una merienda. Este fue el gran evento de la tarde ya que para esta ocasión la Sra.Mirta Beatriz,esposa del compañero Coco Dominguez nos sorprendió, como nos tiene acostumbrados, con una espectacular torta de tres pisos con una alusión al primer año de gestión. En ese instante, se aprovechó para que el secretario general el Sr. Daniel Palladino exponga unas palabras para todos. Con el carisma al cual nos tiene acostumbrados y sin ningún discurso preparado, la espontaneidad de nuestro secretario se puso a prueba una vez más. Como era de esperar, el discurso que duró algunos minutos, tuvo una gran carga emotiva. Su mensaje nos remontó al comienzo de AECPRA, donde una mesa de bar alcanzaba para despedir el año, haciendo hincapié en el crecimiento exponencial de afiliados. La frase más sobresaliente fue la importancia de “lograr un sentido de pertenencia, hoy AECPRA le pertenece a ustedes” en clara alusión a todos los afiliados. Este momento se creó una atmosfera de efervescencia que solo se disipó con aplausos y el clásico grito “VAMOS POR MÁS”. Donde el MÁS son los derechos violados y reivindicaciones laborales por años negadas que hoy fueron revertidas priorizando el dialogo como la herramienta más efectiva para conseguirlos. Estas palabras de gran componente afectivo utilizaron el aire como una gran autopista para trasladarse hasta los oídos y llegar directamente al alma de cada compañero, inflándoles el pecho y orgullosos de pertenecer a este gran gremio que hoy es AECPRA.Fiesta1

Al terminar la merienda, avanzada la tarde, los compañeros comenzaron a despedirse con la panza llena y el corazón contento por formar parte de esta gran familia llamada AECPRA.